QUIENES SOMOS

 
 
La producción y comercialización de POLYFAN comenzó en al año 1988, por la empresa Celpack s.a. perteneciente a un grupo de empresas conformada por Celulosa Moldeada s.a., Celcor s.a., Celpack s.a., Celpack do Brasil Ltda., Celpack Europa SL y Embalajes CK Chile Ltda., dedicadas principalmente a la producción y comercialización de envases y embalajes para la industria alimenticia. El grupo se conformó en al año 1950, y fue ampliando sus mercados hasta consolidarse como líderes en Sudamérica. Sus orígenes familiares se preservan hasta la fecha, dando un valor único basado en el capital humano.
Su fuerte posicionamiento en el mercado, hizo que la marca POLYFAN se posicione como un material genérico, y hoy se hable de POLYFAN como un tipo de material, y no como la marca que realmente es.
 
     


Planta de Celpack SA
ubicada en el Parque Industrial de San Luis


     
 

  POLÍTICA DE CALIDAD

 
 

Es uno de los marcos para lograr los objetivos de la Empresa, acompañando la estrategia para consolidad el futuro, ampliando nuestras oportunidades de negocios, mejorar la eficiencia y asegurar una rentabilidad que garantice a los accionistas de la Empresa, la permanencia y crecimiento en la actividad.

 
     

 

El directorio de CELPACK SA se compromete a:

SATISFACER
las necesidades de nuestros clientes, tanto en lo que se refiere a atributos técnicos de los productos como al cumplimiento de las entregas, atención y servicios, de tal forma que sobrepasen los requerimientos acordados.


PROMOVER
el reconocimiento, desarrollo y las competencias de los empleados en todos los niveles de la Empresa, reafirmando y mejorando un ambiente favorable para el trabajo en equipo, el crecimiento y la motivación persona, velando además por la salud y seguridad de los mismos.


ASIGNAR Y OPTIMIZAR
los recursos necesarios para el mantenimiento y mejora continua del Sistema de Gestión de la Calidad.


REAFIRMAR
nuestro compromiso de respeto al medio ambiente, asegurando el uso racional de los recursos y la administración responsable de los excedentes.


EJECUTAR
actividades dentro de procesos estadarizados y eficientes, promoviendo la mejora continua, con una alta flexibilidad y adaptación a los cambios.


MANTENER
una conducta ética y moral en nuestra concepción de hacer negocios y reafirmar nuestro compromiso permanente con la comunidad a la que nos debemos.